La dieta rica en proteínas, tan peligrosa como el tabaco

En la Universidad del Sur de California- Davis, en Estados Unidos, unos investigadores han demostrado que el tener una dieta rica en proteínas, especialmente animal, puede llegar a provocar cáncer en una persona. Sus posibilidades son 4 veces más que otra persona que tenga una dieta habitual la que la ingesta de proteínas sea baja. Este riesgo en sufrir esta patología tan seria como es el cáncer solo se puede comparar al uso del tabaco.

carne

Fuente: http://www.cell.com/cell-metabolism/abstract/S1550-4131

 

Un estudio realizado publicado en “Cell Metabolism” ha dejado resultados sorprendentes. Ya sabíamos que una dieta en la que predomine la proteína animal no es nada sana. Pero ellos han publicado que este tipo de dieta puede aumenta por cuatro las posibilidades de padecer cáncer. El muestreo se realizó entre adultos durante dos décadas. Sin embrago una ingesta adecuada, especialmente de pescado, es muy buena para todo tipo de personas, pero especialmente para los que han superado los 60.

Uno de los autores del estudio el profesor Valter Longo dice que:” la cuestión no es si un tipo de dieta nos hace sentirnos bien unos días, sino si nos ayudará a tener mayor calidad de vida y hará que aumente nuestra esperanza de vida”.

El estudio ha mostrado que los que consumen proteína de forma excesiva tienen un 74% de posibilidades de fallecer por otras causas que aquellos que tenían una ingesta baja de proteínas animales en su dieta habitual. Sin embargo es muy normal que la gente “normal” tenga un consumo excesivo de proteínas de origen animal en todas sus formas, pero no hemos de olvidar el vinculo que hay entre estas ingestas y ciertas patologías como: cáncer, diabetes, trastornos hepáticos…etc.

La cantidad de proteínas que debemos tomar diariamente es un tema muy discutido. De hecho algunos siguen recomendando su alta ingesta como forma de “un buen desarrollo muscular” o una forma “efectiva de perder peso”, y aunque es cierto que se pueden conseguir esos objetivos, no es menos cierto que se provoca una sobre carga hepática por el cumulo de toxinas y el cuerpo entra en cetosis, lo que de forma continuada puede ser muy dañino para el organismo. Este estudio ha demostrado una correlación entre un consumo elevado de proteínas y un mayor riesgo de mortalidad.

Básicamente los investigadores demostraron que las proteínas de origen animal no tienen el mismo efecto nocivo. Tampoco vieron cambios sustanciales en las tasas de cáncer cuando el control era de hidratos de carbono o grasas, por lo que sugieren que es por la proteína de origen animal el aumento de cáncer.

El doctor Longo dice que “los estadounidenses es su mayoría está ingiriendo unas dos veces la cantidad de proteínas que deberían todos los días, en especial la de animal” esto, continua diciendo, “no debe llevar al extremo de no tomarlas ya que puede llevar a la desnutrición rápidamente”, pero nos sugiere la importancia de reducir su consumo.

La mayoría de los profesionales recomiendan 0,8 gramos por kilo corporal al día. Este estudio ha demostrado que esta recomendación es la más saludable. Por lo que una persona que pese uno 59 kg debería consumir unos 50 gramos de proteína, siempre dando preferencia a las de origen vegetal.

Se define como una dieta híper proteica aquella por lo menos el 20% de sus calorías de proviene de las “proteínas” como macro elemento, en este porcentaje se incluye tanto las de origen vegetal como las de animal. Una dieta con una cantidad moderada de proteínas oscila entre el 10 y el 19% y una baja es por debajo del 10%. Esta última es la más sana.

dietamediterranea

 

 

El estudio ha demostrado que incluso los que tenían una ingesta moderada de proteínas multiplicaban por tres sus posibilidades de sufrir cáncer en comparación con los que la consumían de una forma baja. Los cambios de moderado a bajo disminuyeron las probabilidades de muerte prematura en un 21%.

El estudio demostró que por un aumento de 10ng/ml de IGF-I (hormona de crecimiento), en aquellos que tenían una dieta alta en el consumo de proteínas se presenta un aumento del 9% es sus posibilidades de morir de cáncer más que aquellas personas que tenían una baja ingesta de proteínas. Esto lo hicieron con un muestreo seleccionado al azar de 2253 personas del estudio.

Por ello en NUTRICION LCS, creemos que la dieta mediterránea es la que nos puede ayudar, la que puede darnos mas calidad de vida y contribuir a nuestra mayor felicidad.