Trucos para activar tu metabolismo

acelerar el metabolismo 300x134Por otro lado, mucha gente dice que con los años ha ganado peso a pesar de comer igual que antes. La explicación a esto también se encuentra en el metabolismo: con la edad se enlentece.

De todas formas, si no somos de esos privilegiados que lo “queman” todo, podemos probar con algunos trucos que pueden ayudarnos a acelerar un poco nuestro metabolismo.

1)       Desayuna todos los días: No saltarse el desayuno debería ser una regla de oro. Siempre se ha dicho que es la comida más importante del día y, aunque todas sean importantes, desayunar antes de que pase una hora desde que nos levantamos de la cama, ayuda a acelerar el metabolismo porque lo “despierta”. Además el organismo regula mejor sus niveles de glucosa e insulina y no siente la necesidad de “ahorrar” energía en forma de grasa. Aparte de que si no desayunamos tenemos mayor riesgo de devorar el primer bollo o chocolatina que tenga la desgracia de cruzarse en nuestro camino.

 acelerar 672x350 2)    Evita las dietas hipocalóricas demasiado restrictivas: Las dietas hipocalóricas demasiado restrictivas pueden enlentecer el metabolismo como forma de protegerse ante una época de hambruna, por ello, es mejor una dieta equilibrada con poca grasa pero que nos permita comer y no pasar hambre.

3)           Bebe al menos 1,5 litros de agua cada día: Se ha demostrado que el beber agua cada día acelera el metabolismo ya que las células necesitan agua para realizar sus funciones. Además, beber agua te ayudará a eliminar toxinas con mayor facilidad.

4)       Come frecuentemente cantidades pequeñas: Es mejor hacer al menos cinco comidas al día que dos o tres. La gente con sobrepeso, en muchas ocasiones no desayuna y sólo hacen el almuerzo y la cena. Además de que llegan a estas comidas con hambre y ansiedad, el metabolismo se enlentece porque:

a)     Desde el punto de vista hormonal es un desastre y el cuerpo al tener que pasar muchas horas sin recibir alimento decide ahorrar energía.

b)    Al hacer la digestión el cuerpo gasta energía, por lo que si comes varias veces al día, tendrás un gasto energético mayor.

5)      No te vayas a la cama sin cenar: Tomar proteínas por la noche antes de dormir ayuda a mantener estables los niveles de insulina y glucosa durante la noche.

6)      Practica ejercicio físico: Hacer ejercicio aumenta el metabolismo. Cuanta mayor masa muscular tenga tu cuerpo más energía necesitará para mantenerla.