• Calorías/ración: 340
  • Preparación: 45 min.
  • Dificultad: Fácil
  • Comensales: 4

Ingredientes:

  • 12 placas de lasaña
  • 1/2 kilio de espinacas congeladas
  • 2 cucharadas de café de aceite de oliva
  • 100 gr de jamón serrano
  • 200gr. de bechamel (sirve la de brick)
  • 2 cucharadas de queso rallado

Preparación:

  1. Mientras se hacen las placas de lasaña según las instrucciones del envase, poner las espinacas sin descongelar en un cazo con un dedo de agua y cocerlas durante 8 minutos. Escurrirlas bien y picar lo más posible sobre la tabla de cortar.
  2. Picar también el jamón y sofreírlo en una sartén a fuego suave con las 2 cucharadas de aceite. Tras un par de minutos, cuando esté dorado, se añaden las espinacas y 8 cucharadas de salsa bechamel a la sartén, se mezcla bien y se deja 5 minutos más. Salpimentar al gusto.
  3. Cubrir con bechamel el fondo de una fuente de horno, colocar una capa de pasta y sobre ella un tercio de las espinacas. Repetir la operación otras dos veces y terminar con una capa de pasta. Cubrirlo con la bechamel sobrante, espolvorear el queso rallado y meterlo 5 minutos al horno precalentado a 160 grados, gratinando luego otros 5 minutos (o hasta que se dore el queso rallado.

21